¿Cual es tu imagen preferida del Santo Patrono?

miércoles, 27 de abril de 2011

Florentino cantó con el Diablo y con Christian Vásquez




Al frente de la Sinfónica del Sur de Aragua y los Coros Sinfónicos de Guárico y Aragua, el maestro Christian Vásquez dirigió la Cantata Criolla en su pueblo, San Sebastián de Los Reyes, y en Barquisimeto

Florentino cantó con el Diablo en San Sebastián de Los Reyes (Aragua). En el pueblo que lo vio nacer como músico, Christian Vásquez medió en esa contienda y un coro de voces de Guárico y Aragua cantó las escenas de la embestida. Los niños y jóvenes de la Sinfónica del Sur de Aragua se hacían cómplices de la unión entre la música sinfónica y la música tradicional del llano venezolano, bajo el descampado cielo de una noche que, el viernes 08 de abril, se asomaba con un viento de leyenda.

Unos 334 niños y jóvenes provenientes de las poblaciones de San Sebastián de Los Reyes, San Casimiro, Taguay y Camatagua interpretaron en el estadio Gabriel Ríos, la Cantata Criolla: Florentino el que cantó con el Diablo, del compositor venezolano Antonio Estévez, basada en el poema de Alberto Arvelo Torrealba. Pensaron que lo harían para 850 personas, número de sillas que estaban dispuestas entre las gradas y la arena, pero otras 3000 personas los vieron de pie. Este domingo debían repetir la hazaña en Barquisimeto, donde se uniría el Coro Sinfónico de Lara, agrupación que, como todas las anteriores, forma parte de la Fundación Musical Simón Bolívar que congrega al Sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela.

El Sur de Aragua es una zona minera y agrícola, pero hay un recurso renovable que está creciendo en la zona: el principal de la trompeta de la Sinfónica del Sur de Aragua tiene 8 años y al que le tienen que poner tres sillas para que logre ver al director. La orquesta, dirigida regularmente por el maestro Jonnhy Cubides, quien también es el motor de El Sistema en la región, está integrada por niños, casi en su totalidad, que con apenas una año y medio con el instrumento ya tienen la capacidad de emprender proyectos del talante de la Cantata Criolla. Son imparables.

“Cuando llegué a San Sebastián de Los Reyes dije ¿y qué hago yo en este pueblo? Ahora, miro a mi hijo y lo sé. Sé que vine a encontrar un futuro para él”, confiesa la madre de un niño trompetista. Quizá en esta historia de vida se resume la labor que desde hace 26 años lleva a cabo El Sistema en esta población, de donde han salido no sólo el maestro Christian Vásquez, que fue recibido con carteles y pancartas en las calles, además de múltiples reconocimientos, sino algunos de los mejores músicos de las principales orquestas del país.
La pregunta de muchos era cuándo en San Sebastián de Los Reyes habrá un teatro que se corresponda con la realidad cultural de esa población. El alcalde Pablo Carruido señaló que ya existe un terreno para este proyecto. “Todos los sansebastianeros tenemos el corazón henchidos de orgullo porque vamos a poder ver de cerca lo que Christian hace por el mundo, él es un ejemplo a seguir por nuestros niños y jóvenes. Quiero agradecer al maestro Abreu porque esto ya no es una meta, sino un logro de futuro. El gobernador está consciente de la calidad de estos muchachos. Ya se hicieron los estudios del terreno, está previsto ayudarlos para que tengan un buen escenario”, declaró minutos antes de subir al escenario para entregarle las llaves del pueblo a Vásquez.

Era la primera vez que en este pueblo venezolano, de apenas 30 mil habitantes, se hacía un concierto de estas dimensiones. Finalizada la Cantata Criolla, la gente no se quería ir y buena parte de este emocionado público se aglomeró alrededor del camerino del maestro Vásquez, tratando de saludarlo o de conseguir un aotógrafo. Se fueron poco a poco, seguros de algo: en su pueblo El Sistema llegó para quedarse y para expandirse. Esa noche nadie dudó del por qué estaba en San Sebastián de Los Reyes.