¿Cual es tu imagen preferida del Santo Patrono?

martes, 25 de noviembre de 2008

Divulgación Elecciones Regionales 2008


Divulgación Elecciones Regionales 2008


YRIS GUZMAN 4.719 Votos 52,79 %
LUIS RODRIGUEZ 2.518 Votos 28,17 %

PEDRO GOMEZ 1.086 Votos 12,15 %

BORIS MARTINEZ 143 Votos 1,59 %

HENRY GARCIA 129 Votos 1,44 %

SERGIO BOADA 117 Votos 1,3 %
CESAR ALVAREZ 106 Votos 1,18 %

LICET RAMOS 80 Votos ,89 %

JUAN V ARNAUDEZ 21 Votos ,23 %
ELMO MARTINEZ 10 Votos ,11 %

PEDRO ALEJO LOPEZ M 9 Votos ,1 %


ELECTORES INSCRITOS

ABSTENCIÓN 13.701 4.265 (31,12 %)
VOTANTES ESCRUTADOS

VOTOS ESCRUTADOS 9.436 (68,87 %)
VOTOS VÁLIDOS

ELECTORES INSCRITOS 13.701

ABSTENCIÓN 4.265 (31,12 %)

VOTANTES ESCRUTADOS 9.436

VOTOS ESCRUTADOS 9.436 (68,87 %)

VOTOS VÁLIDOS 7.843 (83,11%)

VOTOS NULOS 1.593 (16,88 %)

ACTAS TOTALES 28

ACTAS ESCRUTADAS 28 (100 %

sábado, 18 de octubre de 2008

ASPECTOS GEOGRAFICOS DE SAN CASIMIRO


Vista de la represa de Camatagua desde El Cerro Camburito, via valle Morin


Vista de la poblacion de Roncador desde la via de Guambra-Carutico


Alturas principales:

Las elevaciones mas importantes de la serrania del interior de aragua, Ubicadas en el municipio San Casimiro son; Topo Bramador a 1.495 mt, al parecer llamada asi por la forma como combate el viento en su flanco este, Araguaney (1.421 m), San Luis (1.180 m), Dolores (1.300 m), que son los limites con el estado Miranda al norte; Golfo Triste, hermoso paraje de mucha vegetacion y sembrados de cafe (1.520 m); cerro de palmira o topo Las Yaguas (1.485 m); nacimiento del rio cura y lugar donde se forma una impresionante caida de agua considerada la segunda mas alta de Venezuela.


Hidrografia:

Los rios del estado Aragua aportan sus aguas a tres cuencas: Caribe, Atlantico y Lago de Tacarigua o Valencia. San Casimiro pertenece a la cuenca del atlantico, formado por el rio Guarico, que previamente va a entregar sus aguas a un afluente del Apure y este a su vez al orinico, que desemboca en majestuoso delta, en el oceano atlantico. El guarico nace en la Serrania de Belen, estado carabobo y va discurriendo entre esta entidad y Aragua, recibiendo cursos fluviales en su transito, entre los que engruesan su caudal se encuentran el Caramacate, Pao y Suata, que nacen en las serranias del norte de San Sebastian de los Reyes; el Rio Cura, el Toronquey, Taguay, Tinapui, Memo, Gamelotal, quenacen entre las filas del Golfo triste, San ramon y los Pilones. El rio guarico es represado en las inmediaciones de Camatagua y esto permite el riego de una extencion de 25.000 hectareas al igual que el suministro de agua a Caracas, adheriendose al llamado sistema Cama-Tuy.

Division Politico Administrativa:

Es su capital la ciudad de San casimiro y en su territorio se encuentran las parroquias y/o municipios de Valle Morin, Güiripa y Ollas de Caramacate, con cabecera las poblaciones del mismo nombre.

El Pasado Prehispanico:

En aragua Hay profusion de petroglifos, formas ideograficas expresivas que se han encontrado enn valles y laderas; se cuentan 10 concentraciones ubicadas en la zona del rio guarico, cerca de Villa de Cura. en camatagua, San Casimiro, Valle de Turmero. La Victoria, Colonia Tovar, Maracay. Entre ellos se representan figuras de animales como las serpientes, el sol, la luna, monos, batracios, circulos concentricos, etc.

Fuente: Oldman Botello. Historia del Estado Aragua. BATA.

jueves, 2 de octubre de 2008

COSTO DE LA HOY LLAMADA UEN SAN CASIMIRO


Quiero compartir una foto con todos los Sancasimireños, la recibí de mano de mi amigo y bien conocido dirigente político Chiquito Tovar, espero la detallen bien y escriban sus observaciones, con sus aportes y análisis haremos historia, este fin que buscamos, con todas y cada una de las publicaciones que se realizan por este fascinante medio.

Me despido y gracias de antemano por sus comentarios.

domingo, 3 de agosto de 2008

Semana Santa

Santo Sepulcro

Nazareno


entrada del sepulcro al templo

nazareno


Es una conmemoración de carácter universal. En nuestro pueblo comienza con el Domingo de Ramos con la bendición de palmas durante la mañana y la procesión de Jesús en el huerto en la noche. Luego le siguen las procesiones de Jesús en la columna el lunes, La Humildad y Paciencia el martes, el Nazareno el miércoles, Cristo crucificado el jueves y el Sepulcro el día viernes.
El culto más arraigado en los sancasimireños es el del Nazareno. Su imagen es paseada en procesión por distintas calles del pueblo que se vuelca a las mismas para rendir tributo de fe a su santo. Luego la imagen es llevada hasta el comando policial donde las personas que, por distintos motivos, han estado encarceladas son simbólicamente liberadas por el santo.
El día viernes en la tarde se produce una procesión con las imágenes de La Dolorosa, San Juan y La Magdalena que son llevadas hasta la casa de la familia Zamora donde les espera la imagen del Sepulcro y lo acompañan hasta la iglesia para los actos del Viernes Santo. Cabe destacar que desde tiempos remotos cada uno de estos santos ha tenido sus “dueños” que son las personas que los donaron a la iglesia y sus herederos encargados de adornar las imágenes, sus mesas y el templo para el día del culto.
Con anterioridad existían en San Casimiro los llamados “Judíos” que eran una especie de “guardia de honor” de las procesiones. Se vestían de liqui-liqui con un correaje cruzado en el pecho. Se encargaban de mantener el orden en la misa y en las procesiones. Durante los jueves y viernes Santo asumían el rol de guardianes del luto por la muerte de nuestro señor, impedían el funcionamiento de las rockolas en los botiquines y los tacos de billar eran atados con un lazo negro en señal de duelo"






FUENTE: JUAN CARLOS TORREALBA



FOTOS: FRANCISCO FUSTERO







COSTUMBRES Y TRADICIONES

PRESENTACION SAN CASIMIRO

Click en la foto para acceder al album completo

FUENTE: JUAN CARLOS TORREALBA

Una vaca Sobre el tejado





Pocas cosas perturbaban la paz de pueblo; siempre estaba como aletargado, como durmiendo una eterna siesta. Sólo las Fiestas Patronales, la Semana Santa, la navidad o las veladas benéficas de El Refugio sacaban a San Casimiro de su eterna monotonía.
Don Antonio Quintana vivía en la hoy calle Monseñor Arias Blanco y en el corral de su casa tenía varias vacas las cuales eran encerradas allí todas las tardes luego de sacarlas a pastar por los cercanos cerros de Chupadero y Barrancón.
Eran como las tres de la tarde cuando venía Don Antonio Quintana con su arreo de vacas por el sitio de Los Anones(Hoy Plaza San Antonio), cruzaron la quebradita pasaron por el Restaurant de Vicentico Pérez y tomaron rumbo hasta la hoy calle Vesubio que no era más que un angosto camino para luego continuar hacia el corral como todas las tardes entrando por la parte de atrás, específicamente por el sitio donde antes estuvo La Caraqueña y hoy está la Perfumería. Llegó al corral, cerró el falso y, descendiendo por una pequeña pendiente, entró a su casa a ocuparse de otros asuntos.
Todo parecía normal y rutinario, nada fuera de lo habitual. Hasta que a una de las vacas se le ocurrió que ya era hora de perturbar la sagrada paz del pueblo y decidió saltarse una de las empalizadas que hacía de lindero con la casa de los Luque una casona grande y ancha situada frente a la de los Marrero. Pero como no tenía nada de particular que una vaca se saltara una empalizada, el arriesgado animal eligió pasar a la historia con un solo salto. Aprovechando que el tejado de la casa estaba prácticamente al nivel de la pendiente donde se encontraba parada, la res se montó en el techo y este comenzó a crujir bajo su imponente cuerpo. Muy engreída, la ternera comenzó a pasearse por el tejado consciente de que ahora si había logrado alterar la tranquilidad del poblado. Pueblo que salió de su modorra ante los gritos de pánico de Don Roseliano Luque que dormía la siesta en una hamaca cuando comenzó a sentir que el techo rugía sobre su cabeza _ ¡ Terremoto! _ Gritaba a Carmelina, su mujer_ ¡ Terremoto, Carmelina!.
Despavorido corrió hacia la calle, quizá recordando las historias del terremoto de Cúa que el 12 de abril de 1878 causó el desplazamiento en masa de los habitantes de aquel pueblo vecino hacia el nuestro, hasta que se dio cuenta de que los movimientos no provenían de un temblor de tierra sino del crujiente tejado.
La causante del terremoto de Don Roseliano sólo bajó del tejado luego de haber logrado que bastante gente se aglomerara en la esquina del Almendrón a presenciar su espectáculo y justo después que un apenado Don Antonio Quintana se aprestaba a cancelar el montón de tejas rotas.

CORTESIA DE: JUAN CARLOS TORREALBA

La Cruz del juicio final y el pajaro que bajo a la quebrada


calle bolivar (augusto nieves)

puente sobre rio zuata (augusto nieves)


Un avión remontó cielo sancasimireño, aquel frágil aparato de alas de lona parecía sucumbir ante el viento que se colaba por las montañas. Carlos Torrealba (Mi abuelo) vivía para aquel entonces en su hacienda de El Negro pendiente de sus cultivos de café, de Lalita y la pequeña Mercedes. Los más estudiados del pueblo conocían de la existencia de aquella maravillosa hazaña de los hermanos Wilbur y Orville Wright que el 17 de Diciembre de 1903 habían volado por primera vez en un aeroplano y los avances que en la materia se lograron durante las siguientes décadas, inclusive habían visto la fotografía de un aeroplano en una vieja enciclopedia de Don Antonio Torrealba, pero la mayoría de los sancasimireños desconocían la existencia de tan maravilloso invento.
Saturnina Reyes habitante de El Negro y recolectora de café vivía inquieta con el sermón apocalíptico que le había escuchado al cura en la Semana Santa pasada. El pastor de almas afirmaba que el fin del mundo se acercaba y que el día del juicio final una gigantesca cruz surcaría los cielos para que los pecadores se arrepintieran de sus faltas. Saturnina se encontraba llenando una tinaja en el jagüey cuando sintió un ruido desconocido por sus oídos, volvió la vista hacia el cielo y allí estaba, desafiando toda ley conocida por aquella mujer para quien únicamente las aves volaban. Pasó sobre su cabeza a regular altura y se alejó entre dos cerros para luego volver en sentido contrario y desaparecer por donde llegó. La atribulada Saturnina recordó las palabras del cura párroco, vio la semejanza del aparato con la cruz del juicio final y presa de los nervios apartó la tinaja y salió corriendo a su rancho para abrazar a sus niños y esperar el fin del mundo y el juicio final en su compañía. Mi abuelo, que iba por el camino rumbo a los potreros, se encontró de frente con la mujer que hecha un mar de llanto le advirtió cuanto pasaba:

_ ¡Carlos, mijito! ¡El mundo se está acabando! ¡Llegó la cruz del juicio final!

Mi abuelo, tratando de contener la risa, le explicó que simplemente se trataba de un aeroplano y que al mundo le quedaban unas cuantas horas de vuelo.
Días después mi abuelo se encontró con Ricardo Alvis. A sabiendas de lo embustero que era, le interrogó:

_Ricardo, ¿Vio el bicho que pasó volando?

_ ¿Que si lo vi? _ Respondió _ Yo estaba en la quebrada cuando llegó, se bajó en el pozo, bebió agua como un desesperado; Se sacudió las alas y salió volando pa’ Valle Morín.





POR: JUAN CARLOS TORREALBA

Dile que se venga en mi caballo



“Yo tenía un caballo blanco,
que lo llamaba Paloma,
lo ensillo por la mañana
y voy a misa en Barcelona”

Cantabonito
(Cantante popular sancasimireño de principios del siglo XX)


Pancito Garnica siempre fue reconocido en San Casimiro por sus salidas jocosas. Un día cualquiera amaneció con la triste novedad de que su caballo preferido había sido fulminado por el veneno de una cascabel. El hombre estaba desconsolado, había perdido la jovialidad y no hacía otra cosa que hablar de lo amarga de su pena, incluso había despreciado una invitación a las fiestas de Camatagua pues no tenía cabeza para más nada que su amado corcel. Coincidencialmente por aquellos días falleció uno de los hombres más respetables del pueblo y toda la gente se congregó en el velorio
Avanzaba la noche entre rosarios, chocolate espeso, café bien cargado y una que otra copita de aguardiente como todo velorio que se respete. Pasada la media noche, llegó al velorio un hijo del difunto que había hecho el viaje desde Ocumare de Tuy al conocer la noticia. Éste era conocido por sus pretendidas dotes de espiritista y se le considerado como un “animal extraño” en la familia. Con paso entrecortado caminó hasta el centro del salón y sacudiéndose aún el polvo del camino se dirigió solemnemente a los presentes:

- Señores, mi padre no está muerto. Hoy me he comunicado con él; me ha dicho que no lloren, que se encuentra en un viaje y muy pronto estará de regreso.

Panchito Garnica, que había escuchado con atención desde un extremo, se dirigió al recién llegado y con ansiedad le suplicó:

- ¡Dile, por favor, que se venga en mi caballo!

Aquel concurrido velorio quedó completamente solo pues hasta los deudos del difunto no pudieron resistir la imperiosa necesidad de soltar una carcajada.




















A toda Velocidad



Una destartalada camioneta Chevrolet Apache 1955 se desplazaba velozmente por la carretera rumbo a Valle Morín, En uno de los asientos traseros, Lalita (mi abuela) trataba de sobreponerse al nerviosismo ante la peligrosidad de la polvorienta vía y la exagerada velocidad con que el chofer maniobraba la deteriorada unidad de transporte.
Lalita se dirigía a visitar a su hermana Josefina Marrero que vivía en Plan de Cagua, un acogedor caserío a medio camino entre la carretera nacional y Valle Morín. Entre frenazos en las curvas, los pasos de quebradas y uno que otro animal atravesado en el camino, Lalita comenzó a sentir que estallaría la aneurisma (*) en su cuello (diagnosticada en los años cuarenta y por la cual le fijaron una pronta y casi segura muerte, cosa que ocurrió tantos años después que por poco llega a los cien años) presa de los nervios y sintiendo que el corazón le brotaba por la boca comenzó a gritar desesperada:

_ ¡La vena!, i No corra, la vena! _ Repetía desesperada.

Cuando por fin llegó a Plan de Cagua, Lalita pudo sobreponerse y bajar del veloz vehículo mientras el chofer visiblemente preocupado le preguntó:
_ Señora, ¿Se le botó la avena?
Inmediatamente el nerviosismo cedió paso a las hilarantes carcajadas de Lalita ante la interrogante del confundido conductor.

(*) Tumor sanguíneo causado por la dilatación de una arteria.



FUENTE: JUAN CARLOS TORREALBA

FOTOS: GALERIA DEL SR. AUGUSTO NIEVES, POR CORTESIA DE FARNCISCO FUSTERO

La Silla Electrica




“Hay una flor solitaria,
que cuantas veces la miro,
al par que triste suspiro,
lágrimas vierto de amor”


Aquel día el pueblo amaneció alborotado con la noticia: un hombre había muerto electrocutado mientras cambiaba un bombillo. Todos los habitantes se congregaron con morbosa curiosidad frente a la casa donde ocurrió el triste suceso; el único policía no podía controlar tanto desorden y el prefecto esperaba instrucciones para proceder al levantamiento del cadáver. Los curiosos se peleaban por husmear a través de la ventana de aquella pequeña vivienda escenario de la tragedia en cuyo interior, junto a una cama desordenada y un taburete, yacía el cadáver desnudo de aquel hombre que la noche anterior se había citado con una joven y desafortunada viuda que junto a la cama no paraba de llorar lo triste de su infortunio.
Luego de levantado el cadáver, aquel desventurado hecho fue el tema de conversación durante varias semanas en el San Casimiro de los años cincuenta. En el bar de Tulio Pérez se supo que aquella mujer había tenido un novio que vivía en Valle Morín y cuando ya todo estaba listo para la boda el pobre hombre se fue por un barranco con su Willy 1948 falleciendo al instante. Otro sujeto relató que a los pocos meses la joven y hermosa mujer se casó con un apuesto isleño recién llegado a Macanilla y que, para su desdicha, dos días después del casorio una creciente del río se llevó al canario y su cadáver despedazado y abombado fue encontrado cerca de Paso Morocho.
Mientras transcurría la conversación y entre trago y trago cada uno de los contertulios fue agregando tragedias a la vida de la mujer y tantas muertes sumaron a su expediente que un bebedor solitario que prestaba atención a todo cuanto se decía le dijo a Don Tulio:
- ¡Carajo! ¡Esa mujer tiene más muertos que la silla eléctrica!




FUENTE: JUAN CARLOS TORREALBA

Se ha perdido el pueblo



“Al principio y siempre fue la
tierra. Como el agua y la luz. Después fue el hombre.
Que la señoreaba. Sus voces la marcaron antes que lo hicieran
sus pasos. Luego fue el muro que lo ató a la tierra. Y muchos
muros lo ataron a los otros hombres. Entonces fue pueblo. Uno solo y mismo, con mil caras y muchos nombres.”

Lucas Guillermo Castillo Lara
Los hombres y sus muros



Se me ha perdido un pueblo

Se me ha perdido un pueblo. No encuentro a la gente que se sentaba en las puertas a ver caer la tarde. Ni la casa de los Marrero con la galería de los fantasmas y la pajarera en el centro debajo de la mata de mango que un novio regaló a mi tía Lesbia.
Lejos quedaron las melcochas que vendían a la entrada del Grupo Escolar Francisco Iznardy, los tuqui-tuqui de Rafael Gutiérrez, la arepera de Martín Sotillo, la carne mechada que hacía Delia Medina en el restaurant de Vicentico Pérez y ya mi abuela no hace las arepas perfectamente redondas para el desayuno.
Ya no hay quien adorne las calles con guirnaldas de colores para los carnavales y fiestas. Sólo quedan unas fotos desteñidas de mis andanzas como torero, diablito o príncipe árabe en las múltiples comparsas y se fueron las fiestas de gala y traje largo acompañadas por la Billo's, Los Melódicos y la Dimensión Latina a la luz de la luna en aquella trilla de café que llamaban Centro Social y Cultural Eleazar Casado.
Para las fiestas patronales no se llena la plaza de bazares y diversos olores a fritangas y chucherías y, por si fuera poco, ya San Casimiro no le da el pan al humilde hombre en procesión; suplantado por un santo que muchos sienten que no es su santo y, desde la torre de la iglesia, un desaparecido reloj no rompe el silencio dando las campanadas cada cuarto de hora.
Se me extravió un pueblo que ahora ha ido creciendo cerros arriba, aquellos que otrora eran cubiertos de neblina hoy son arropados por viviendas, las montañas han perdido su esplendor y las aguas de Toronquey corren tristemente perdiendo la batalla contra la contaminación.
Cerró sus puertas el Cine Retoño con Gloria y Margot en la taquilla y Olivia en la puerta. Con él se fueron las películas de Santo, “el enmascarado de plata”, Capulina y Bruce Lee; una nerviosa agarrada de mano a la muchacha que nos acompañaba y un fugaz beso a escondidas del hermano sentado dos asientos más allá.
Se nos ha marchado el frió. Aquel clima decembrino que nos hacía desempolvar los abrigos. Se fue el manto de neblina de la tardecita junto a las misas de aguinaldo de madrugada y las arepitas dulces que hacía Lourdes Lovera en la calle El Carnaval. Se alejó definitivamente con las patinatas nocturnas hasta Paso Morocho por una solitaria Carretera Nacional sólo transitada por uno que otro camión y los Expresos de los llanos. Se acabaron las "pandillitas" que tocaban las puertas para luego correr libres y locos por medio de las calles.
El frío se llevó a los parranderos que iban de casa en casa tocando aguinaldos sin esperar más recompensa que un bollo, una hallaca o un fuerte pa' la botella. Quedó cabalgando en el recuerdo de una noviecita sin nombre y unos besos deprisa y asustados en un rincón. Se marchó la ruidosa misa de los motorizados y lejos está aquel primer trago de ron y un cigarrito escondido de los mayores. Se callaron las voces y los tambores de Pilón y Piedra, no sale el nacimiento viviente con su Virgen, San José y los pastorcitos que organizaba misia Carmen de Valero y su esposo el maestro Domingo. No hay festival navideño y ya “Tucuso” Piñango no saca su conjunto de aguinaldos.
Hoy, para bien o para mal, mi pueblo es otro. Todo ha quedado atrás, encerrado en los recuerdos de un lugar ya muy remoto de mi niñez y en los indelebles recuerdos de mi adolescencia.


POR: JUAN CARLOS TORREALBA

Orquesta Sinfónica Juvenil e Infantil




La Orquesta Sinfónica Juvenil e Infantil “San Casimiro”, fundada en el año 2008, como un proyecto cultural de la Casa de la ira “Don Eleazar Casado”, de la mano de la Fundación Orquesta juvenil e Infantil “San Sebastián de los Reyes” previa autorización del maestro José Antonio Abreu, Fundador del Sistema de Orquesta juveniles e Infantiles de Venezuela.
Actualmente está integrada por 90 niños y jóvenes, producto de un proceso social generado por la música, que los va transformando en personas con unidad emocional, espiritual, mental, ética y estética, y un alto grado de compromiso con su entorno social.
La Orquesta Sinfónica Juvenil e Infantil “San Casimiro”, es una institución con un alto sentido de excelencia que transforma a sus integrantes, niños y jóvenes en ciudadanos con una gran formación humanística, vinculados a su entorno y a la comunidad a través de la cooperación y el cultivo de valores transcendentales.
Hemos consolidado equipos multidisciplinarios altamente motivados e identificados con la Institución, logrando actualmente que nuestra Orquesta haya alcanzado un buen nivel a través de la conducción de nuestro director, Profesor Johnny Cubides, abnegado docente que conforma nuestro equipo de trabajo.
En nuestra Orquesta formaremos un grupo de Docentes que atenderán varias cátedras del Núcleo de San Casimiro, Güiripa, El Loro y otras comunidades circunvecinas.


Fuente: Juan Carlos Torrealba


Personajes de San Casimiro

Personajes de san casimiro

Click en la foto para acceder al album completo de los personajes de ayer y hoy


“Yo no me caso con tuerta
porque cuando está dormida
parece que está despierta”

Ambrosio “Pata e´Gallo”


San Casimiro, como todos nuestros pueblos, tiene en su quehacer cotidiano seres que forman parte de su esencia y de su razón de ser; personajes que le dan sabor y olor, que muestran la naturaleza del pueblo en sí y el color de su gente. Nuestra tierra ha sido rica en esos personajes: Jesús Román (Platillo), Camarón, El Capitán Chivita, Luis el Compa, la Loca Isabel, María Teresa y La Momia; el Policía de Ortiz. Los Mochileros. Manuel el del Santísi­mo. Martín “Pañero”, el Loco José, Francisco “Curruchá”, Ambrosio “Pata e’ Gallo”, Julián “Arandú”, Alí “Canelay”, Guarapano y un montón de nom­bres y apodos que ya no están y fueron origen de múl­tiples anécdotas.
Pero esa fuente inagotable no deja de manar y en la actualidad disfrutamos de las ocurrencias de Monín ven­diendo La Noticia o un Kino y de Jean Carlos con su grito mañanero: "! A despertarse que llegó La Noticia ¡". Cre­cimos viendo a Álvarez el de la Prefectura con característica forma de hablar. Está Piñerúa ven­diendo sus frutas con lentes oscuros y recordando el orden cerrado aprendido cuando era sargento del Bata­llón Caracas y renegando mil veces de su condición de ex adeco aunque el apodo lo delate. Tenemos a Roso Ibarra con su conversa­ción enredada y su eterna sonrisa Pepsoden y Manolo el de la barba canosa e inmensa nariz que vende los Kinos y el Triple gordos.
Contamos con Pacífico el de los manda­dos e Ismael el que no está loco, pero de repente corre por el medio de la calle sin motivo aparente; Alejandro que no termina de completar el pasaje para el Rodeo o lo sufi­ciente para comprarse un Plagatox, quien además tiene una ruta determinada que lo hace pasar diariamente por el mismo lugar con una puntualidad de relojero suizo, recorrido que incluye una vuelta de 360 grados en lugares específicos. Como dejar de mencionar a Cheo con su fecunda colección de llaveros y un voraz apetito que lo hace engullir un pan campesino y una Pepsi de dos litros como si se tratara de un insignificante abrebocas, el popular “Amiguito” que recorre el pueblo vendiendo chucherías en un coche de bebé y cazando incautos con sus juegos de azar fraudulentos y contadores de chistes como Miguelito Varela. Posee­mos a Santiaguito con su cortejo de perros callejeros que esperan fielmente en la puerta de una casa a que termine de ensalmar una culebrilla a una señora o un mal de ojo a un carricito y orates como Jesús, Ramón Arcia mejor conocido como la Pava del Loro y Marcelino Betancourt el mayordomo de Sergio Boada. Por supuesto no podemos dejar de nombrar a una interminable lista de borrachitos como “Tuso”, Gilberto el “Picure”, el Fú, Fucho y Juan Vázquez, entre otros. Y si de mecánicos se trata no podemos dejar pasar al tuerto José, siempre dispuesto a reparar cualquier falla que se le presente a su automóvil y no tienen padrote entre los enamorados Raúl Eduardo “Bachaquero”, el mensajero de la alcaldía y el otro conquistador Goyo el raspadero del Banco.
Todos estos personajes, los de ayer y los de hoy, forman parte de nuestra historia como pueblo tanto como Eleazar Casado o el general Ramón Guerra. Son construc­tores de la cotidianidad, de alegrías y sufrimientos de este terruño donde, a decir de Lucas Castillo Lara. "Cada hombre es un mundo abierto a la aventura de la amistad".


FOTOS Y ARTICULO Cortesia de Juan Carlos Torrealba.

jueves, 31 de julio de 2008

Centros de Salud de San Casimiro





Rural 1
-Cambural de Cataure Adscripción: MSDS
Sector: Calle Principal CamburalParroquia: Ollas de Caramacate
-Carutico Adscripción: MSDS
Sector: Calle Principal CaruticoParroquia: Guiripa
-Cogollal Adscripción: MSDS
Sector: Carretera NacionalParroquia: San Casimiro
-Guambra Adscripción: MSDS
Sector: Calle Principal GuambraParroquia: Guiripa
-Monte Oscuro Adscripción: MSDS
Sector: Monte Oscuro, Calle PrincipalParroquia: San Casimiro
-Ollas de Caramacate Adscripción: MSDS
Sector: Calle Principal Las OllasParroquia: Ollas de Caramacate
-Vallecillo Adscripción: MSDS
Sector: Sector VallecilloParroquia: San Casimiro
-Zuata Adscripción: MSDS
Sector: Sector ZuataParroquia: San Casimiro
Rural 2

-Guiripa Adscripción: MSDS
Sector: GuiripaParroquia: Guiripa
-Valle Morín Adscripción: MSDS
Sector: Valle MorínParroquia: Valle Morín
Urbano Tipo I
San Casimiro Adscripción: MSDS
Sector: Calle Mariño, Barrio Los PocitosParroquia: San Casimiro

Castillo Lara, Lucas Guillermo


San Casimiro (Edo Aragua), 23.06.1921 – Caracas, 15.12.2002
Jurista, historiador y escritor. Hijo de Rosalio Castillo Hernández y Guillermina Lara de Castillo. Casado con Lilliam Isabel Brandt Coupart. Realizó sus primeros estudios en el colegio San Francisco de Sales en Caracas, en el colegio Don Bosco en Valencia y en el liceo San José de Los Teques, donde obtuvo el título de Bachiller en 1938. Su primera obra importante fue publicada en 1943 bajo el nombre Don Fermín Toro, trabajo con el cual obtuvo el Premio Andrés Bello de la Academia de la Lengua. Los estudios superiores los realizó en la Universidad Central de Venezuela, recibiendo en 1944 el título de doctor en Ciencias Políticas y Sociales. En sus primeros años de ejercicio profesional se desempeñó en cargos relacionadas con el derecho, siendo suplente en los juzgados de Primera Instancia en lo Penal, Primera Instancia en lo Mercantil del Distrito Federal, entre otros. Entre 1947 y 1952 ejerció el cargo de Inspector Nacional de Registros Públicos y Tribunales. Desde 1952 y hasta 1953 fue Notario Público de Caracas, y desde este último año se desempeñó como Registrador Mercantil del Distrito Federal y del Estado Miranda hasta 1972. A lo largo de su vida fue reconocido con diferentes galardones –tanto por su labor en funciones públicas y administrativas, como por su trabajo de investigador de la historia regional y colonial de Venezuela. Otros cargos desempeñados por Castillo Lara fueron el de Procurador General del estado Miranda y Magistrado Suplente de la Corte Suprema de Justicia; miembro y primer vicepresidente del Consejo Supremo Electoral. Muchos de sus trabajos se recogen en una gran cantidad de artículos y libros publicados, dedicados a la investigación de nuestra historia regional, principalmente relativos a la época colonial. Con algunas de sus obras logró obtener premios y reconocimientos; uno de ellos fue el que recibió en 1971 por su trabajo Carabobo y un río de soles lo cercaron, con el que obtuvo el Premio de las Asociaciones de Ejecutivos de Venezuela con motivo del Sesquicentenario de Carabobo, además de recibir ese mismo año, el Diploma de Honor del Instituto Venezolano de Genealogía. En 1972 publicó otro importante trabajo titulado Bolívar: pasión de libertad. En 1972 recibió el Premio Archivo General de la Nación por su obra José Laurencio Silva: Viaje alrededor de una lealtad. En 1974 es publicada otra de sus obras: La Grita una ciudad que grita su silencio: Historia del Espíritu Santo de La Grita. Obtuvo el Premio Concurso Concejo Municipal de Calabozo con su obra Villa de todos los santos de Calabozo: el derecho de existir bajo el sol en 1975 y el Premio Concurso Centenario Panteón Nacional por su trabajo El Panteón Nacional: tierra sagrada, ejemplo tutelar, lección de gloria. En 1977 publicó Santa Ana de Coro: símbolo de fe, y fue incorporado como Individuo de Número de la Academia Nacional de la Historia con su discurso “Materiales para la Historia Provincial de Aragua”, claro reflejo de sus investigaciones sobre historia regional. Fue nombrado además, individuo de número y miembro correspondiente en diferentes academias de Hispanoamérica por su importante investigación en el área de la historia local y provincial de Venezuela (Miembro correspondiente de la Real Academia de la Historia de España; Académico correspondiente de la Academia Bolivariana de las Americas de la República de Argentina; Académico de la Academia Belgraniana de Argentina; Académico de la Academia Nacional de la Historia de la República de Argentina; Académico de la Academia de Geografía e Historia de Guatemala; y Miembro correspondiente de la Academia Puertorriqueña de la Historia). Perteneció a diferentes asociaciones e institutos de historia en todo el país (Miembro de la Asociación de Cronistas Oficiales de Venezuela; Cronista oficial de San Casimirio de Güiripa, estado Aragua; Miembro de la Sociedad Bolivariana de Venezuela; Miembro de la Asociación de Escritores de Venezuela; Miembro del Instituto Venezolano de Genealogía; Miembro de los Centros de Historia de los Estados Táchira, Trujillo y Vargas; entre otros). En 1978 publicó su obra Las acciones militares del gobernador Ruy Fernández de Fuenmayor; igualmente recibió del Consejo Municipal del Distrito Ricaurte del estado Aragua, la Placa de Honor en reconocimiento a su labor intelectual e investigación histórica. En 1980 publicó Los mercedarios y la vida política y social de Caracas en los siglos xvii – xviii, con cuyo trabajo obtuvo el Premio Municipal de Literatura: mención historia; así mismo. En 1982 entró en circulación posiblemente su obra más importante: La aventura fundacional de los isleños, con la que logró el Premio Municipal de Literatura en 1983 y el Premio CONAC de Historia en 1985. Sus últimas publicaciones fueron: Personajes y sucesos venezolanos en el Archivo Secreto Vaticano (siglo xix) en 1998; Algunas notas sobre la Historia Colonial de Venezuela en 1999; y Maracay Colonial: tierra y hombres en función de su esperanza en el 2001. A.R.A.V

Vicente De Milita

calle Monagas (Augusto Nieves)


De San Casimiro venía frecuentemente el doctor Vicente De Milita a Valle de la Pascua, a Tucupido y a Zaraza a practicar operaciones de cataratas. Así lo informa el periódico El Unare en su edición del 10 de agosto de 1905. A finales de septiembre de ese año regresó a estos mismos pueblos a tratar enfermedades de los ojos en general, según la misma fuente. El doctor De Milita era un italiano que se radicó en San Casimiro de Güiripa, estado Aragua, a finales del siglo XIX. En Italia se graduó con excelentes notas revalidando su diploma en Caracas.
Dejó hijos en Güiripa y en varias regiones del país especialmente en Apure adonde se había trasladado por invitación que le hizo el gobernante de ese estado, esbirro de Juan Vicente Gómez Chacón, general Vincencio Pérez Soto. De Milita murió de fiebres palúdicas en el Alto Apure en 1933. En un libro de Méndez Echenique aparece una foto de este italiano aclimatado a la canícula llanera, en pose que lo pinta gordo y con una barba que le llega al maruto en un ágape con gente del gobierno. El italiano era todo un camaleón. Tenía una frase siempre presente: “En el cielo Dios y en la tierra el gobierno”.
*- "Italiano que llego a Venezuela en una de las tantas inmigraciones de finales del siglo 19, huyendo de la guerra y buscando mejores condiciones de vida, amigo del Dr Viconti, quienes se residenciaron en San Casimiro, y alli ejercieron la profesion, El dr D`milita se caso con una mujer muy buena de san Casimiro, llamada Doña Rafaela Garcia, familia de Pedro Rafael Garcia, el del Tintal, y Luis Emilio Garcia, abuelo de Elvia Castro los que vivian en la calle Monagas, donde funcionaba la Cantv, de esa union nacieron tres hijos, Catana, Trina( la señorita linda que forraba botones y tenia todo el pelo blanco, y mi abuelo el Señor Carlos D`milita, quien se caso con Misia Rita, y procrearon 8 hijos entre las cuales esta mi madre, con el tiempo se fue a Apure, donde vivio por muchos años y alla murio, "
*- Comentario: Cortesia de Maria Gabriela aquino

Datos Generales del Municipio San Casimiro



Ubicación: El Municipio San Casimiro cuya capital es la ciudad de San Casimiro, se localiza en el eje Oriental en el centro del territorio regional. Al Sur del Estado Aragua, en Venezuela, Sur America.

Superficie: 514,32 km2 del 7,15 % de todo el territorio regional.

Límites: Por el Norte el Estado Miranda, por el Este y por el Sur el municipio Camatagua y por el Oeste con el Municipio San Sebastián.

División Política Territorial: Está conformado por la ciudad de San Casimiro, su capital y las parroquias no urbanas de Valle Morín, Guiripa y Ollas del Caramacate.

Población: 22.513 habitantes de acuerdo al censo de 2001

Densidad: 42 hab/km2

Temperatura promedio: Oscila entre 25°c y 26°c con una medida pluviométrica de 1.530 mm por año.

Ríos: El Cura y el Zuata que es el colector principal de otros pequeños y quebradas antes de su desembocadura en la represa de Camatagua.

Poblaciones principales: San Casimiro, Güiripa, Valle Morín y Ollas


San Casimiro: La referencia histórica más antigua del Municipio se ubica en un lugar que entonces se identificaba como una caída de montaña donde nace la corriente de Guari que es el origen de la quebrada de Güiripa. Esas tierras pasaron de mano con diferentes nombres hasta sus dueños actuales. Por herencia, una parte es propiedad de la conocida familia Castillo Lara, a la que pertenece su eminencia el Cardenal Rosalio José y el fallecido historiador aragüeño Lucas Guillermo. Es por esta razón que la historia del Sur, y en general del estado Aragua, está bien documentada y reseñada. A finales del siglo XVIII anduvo por la región el obispo fundador Mariano Martí, observó que había suficientes pobladores como para crear una parroquia. Esta nació el 6 de octubre de 1783, cuando en la Gobernación ordenaron la fundación con el nombre de San Casimiro de Güiripa porque en ese tiempo la iglesia católica conmemoraba el nacimiento del santo que fue obispo en la remota colonia.

Arrebujada en la montaña: Varios factores favorecen la economía y el atractivo turístico del Municipio San Casimiro y uno de ellos es que su territorio cubre una parte de la Serranía del Interior de la Cordillera de la costa. Esto favorece su clima siempre regular y agradable. La agricultura es mayoritariamente de pie de monte, propicio parta el café, la papa, las legumbres y los frutales. La actividad agropecuaria se ha diversificado y además de la tradicional ganadería bovina, hay apreciable producción ovina y avícola. Unas 12 mil hectáreas en el municipio están dedicadas a la explotación agropecuaria.
Su vecindad con los valles del Tuy en el estado Miranda, favorece un intenso tráfico y comercio. El intercambio de costumbre e intereses naturales.

La Iglesia Matriz y la Plaza Bolívar: La iglesia del patrono San Casimiro que ocupa el lugar que tal vez determinó personalmente el Obispo Mariano Martí, es hoy día una obra fachada sobria flanqueada en lo alto por dos campanarios. Forma con la plaza Bolívar el centro de relaciones comunitarias de la ciudad. Los actos que anualmente celebran la fundación, el patrono eclesiástico y las fiestas populares las llenan de colorido y alegría por la entusiasta participación de los vecinos. Pone la nota original la presencia de emigrantes polacos residentes en el país, niños y jóvenes que visitan San Casimiro una vez al año para dar aporte de su cultura a los actos programados.

Casa de la Cultura: En la esquina Noreste del casco histórico de San Casimiro está la Casa de la Cultura.


Guiripa:Se llega por una sinuosa carretera local hacia el norte de San Casimiro que permite apreciar el atrayente espectáculo Es un lugar que llama la atención de los venezolanos por varios hechos y el primero es su excelente clima y los ambles paisajes que lo rodean. Por lo demás es la residencia del Cardenal Rosalio Castillo Lara, hermano de Lucas Guillermo Castillo, uno de los historiadores más persistentes, acuciosos y de excelente pluma.
En la calle principal destaca la iglesia Nuestra Señora del Socorro que se distingue porque luce un amplio y alineado patio anterior sembrado de chaguaramos. Más a la izquierda del templo se encuentra la casa parroquial y la residencia de su eminencia el Cardenal, un lugar muy visitado donde además de una excelente biblioteca existen documentos religiosos e históricos, cerca de allí hay un museo para el público que exhibe fotografías familiares e históricas de gran interés documental sobre el pueblo, sus costumbres y su gente.

Cría de Pavos:
En una granja especializada que sube un poco la montaña encontramos la producción de pavos más grande que hay en Aragua. Nos enteramos de los pormenores de la delicada crianza porque sus encargados y dueños atienden muy bien a los visitantes y les muestran las principales instalaciones de la granja.

Festival de la Quirpa de Oro: A la entrada del pueblo se encuentra la zona comercial donde funciona un club social típico y presentan espectáculos de música aragüeña. Todos los años celebran allí, entre el 9 y el 11 de noviembre el Festival e la Quirpa de Oro. Quirpa fue un legendario arpista que cantan las coplas y romances de varios lugares del centro del país. Es una actividad programad que gana prestigio y convoca a mayor número de folkloristas regionales, pues la competencia se ha diversificado con otras modalidades del joropo. En el local permanente del club hay una curiosa colección de fotografías de joroperos y personajes populares.


Valle Morín: A este apartado paraje bucólico de San Casimiro se lega por la carretera nacional que viene de Pardillal y cruza hacia el sur antes de pasar por la capital del municipio. Es decir que nos adentramos por la carretera local que lleva a esa comunidad cuando ya hemos penetrado el Municipio Camatagua. Desde lo alto del camino puede apreciarse el feraz valle y sus culturas. Está surcado por dos ríos el Cura y el Valle Morín que invita al viajero a disfrutar de profundos pozos, agua termales y sulfurosas. Este pueblo tiene una amplia calle principal que es continuación de la carretera, donde está la plaza Bolívar y una iglesia de pequeña torre nórdica. El pueblo data del año 1790 y nació con el nombre de Valle Morines, por el progreso de una hacienda cuando en los buenos tiempos se producía café.

Ollas de Caramacate y Chorros de Cura: La carretera local que pasa por Valle Morín sigue hacía el Nororiente del municipio hasta las Ollas que es otra parroquia no-urbana de San Casimiro, está ubicado en los límites de los Valles del Tuy en el estado Miranda. En el recorrido de14 Km por la carretera se llega al caserío Los Manares, que es un remanso de tranquilidad y agradable ambiente de montaña, donde también la gente es amable y hospitalaria.
Más allá, a caballo y pasando por lugares de gratos paisajes por senderos que bordean el río Cura, en viaje de 2 horas se encuentra un espectáculo del río que muy poca gente ha podido ver es el segundo salto de agua más alto de Venezuela y se les denomina Los Chorros de Cura , esta caída de agua es un opción para realizar turismo de aventura y disfrutar de la naturaleza tiene 821 metros y la forman dos cascadas , el Carmen y Guariquito. La montaña Golfo triste donde se encuentra este portento de la naturaleza, registra 1.520 metros sobre el nivel del mar. Es región boscosa y húmeda donde surcan ríos y quebradas y crecen árboles de hasta 40 metros de altura aunado una fauna silvestre. Se miden precipitaciones lluviosas que alcanzan los 3000 Mm. por año.

martes, 29 de julio de 2008

ubicacion geografica de san casimiro (mapa)


Ver mapa más grande


Situada en una zona entre fria y templada, en el suroeste del estado aragua y por ende, al centro norte de la republica. Ciento veinte (120) kilometros lo separan de la capital del Estado; situada al noroeste; y dista a 80 km de la capital de la republica: al este-norte. Hacia el este y a 25 km se halla la poblacion mirandina de Cua, capital del distrito Urdaneta del estado Miranda; y San sebastian de los Reyes, del estado Aragua, nos queda mas o menos igual distancia: 25 km por el este y Oeste.
Senaladas por grandes alturas, se hallan sus limites.- Al Norte, con el distrito guaicaipuro del Estado Miranda, en el pico San Luis- las dolores y Dtto. san sebastian en la carolina; por el oeste: el distrito urdaneta del mismo estado miranda - en la linea divisoria propiamente dicha: montana de golfo triste, cuya altura sobrepasa de 1500 mtrs; al Oeste: con el distrito san Sebastian; y al sur: nos queda el rio guarico, en la linea divisoria con aquel estado.
Sus dimensiones alcanzan: de Este a Oeste, a 40 km, y hacia el norte y sur se extiende con unos 35 km.
Su extencion se aproxima a 500 km cuadrados, compuestos de zonas para todos los cultivos. De consiguiente, ocupa la 12 ava parte de la superficie del territorio del estado Aragua.
Su altura sobre el nivel del mar es de 500 mtrs, la ciudad; pero cercado como esta, o circundado de grandes elevaciones, en aquellos lugares aumenta considerablemente.
Su temperatura media es de 30⁰; su latitud N. 10 ⁰- 0' - 00" Longitud 67⁰ - 10' - 10".

lunes, 28 de julio de 2008

Dos comentarios sobre un cuento de San Casimiro


Narrar es evocar significados, y en eso es muy diestro nuestro querido amigo Paco Fustero quien con sus sabrosos comentarios de algún hecho histórico o de un sencillo episodio familiar, siempre logra que quien lo escucha abra sus ventanas a las emociones más genuinas. Y de esta magia desde luego no escapa “El Plan de las tejas”, su primera narración en blanco y negro, la cual se sitúa en este espacio generoso que es la hacienda “El Quebradon”en las cercanías de San Casimiro, estado Aragua verdor que lo acogió a temprana edad, “El Plan de las tejas” es el escenario donde se dan cita lo cotidiano, lo familiar, lo rural, lo político y lo ritual, como entretelones de una historia centrada en el lazo indisoluble sellado por Manuel Matos y Lucia Cáceres, en los albores del siglo veinte. Una narración que redibuja aquel “Como fuimos”, relatado a Paco en muchos casos por sus mismos protagonistas.

Doce capítulos… conversados en las ramas del samán de Consuelito. Perfumado por malabares y mastranzo. Curados con mango y belladona. Comentados por paredes que oyen. Abatidos por cólicos misereres. Iluminados por un cometa mal augurio. Llorados durante toda una vida, vividos en una semana de pasión. Vestidos por sedas de “La Perseverancia”. Y arrastrados por un príncipe-mendigo en busqueda del perdon.

“El Plan de las tejas”…es como para comerselo con tasajo y cuarapo.

Jesus Caviglia

Caracas 2006






Me pareció excelente tu estilo sencillo y directo, y admiré tus conocimientos en las costumbres y el lenguaje de los habitantes del pueblo de San Casimiro. Las creencias de tiempos idos y tal vez no tan idos, porque seguramente muchas subsisten todavía, lo llevan a uno en tu relato por los caminos del recuerdo y de las nostalgias. Tus personajes tienen mucha vida y algunos son encantadores. También me pareció el relato muy efectivo en los pasajes dramáticos y más oscuros, el capítulo "Las Lluvias Aplacan la Sed" está muy bien escrito y posee una atmósfera dramática de fino y sensible lineamiento.

En fin, me gustó mucho todo y te doy las gracias de nuevo por enviarme "El Plan de las Tejas", y te auguro mucho éxito con su publicación. Que tu pluma siga garrapateando cosas buenas para que todos podamos aprovechar de ellas.

Néstor Lovera.

Londres 2007

sábado, 26 de julio de 2008

La 1ra Radio de San Casimiro "Gema 106.1 FM"





Empezaron con un pequeño transmisor que le colocaron a una computadora y todo se escuchaba primeramente por la cuadra, hasta que su actual director decidió comprar los equipos y junto a aquellos jóvenes con quienes crearon la idea, desarrollaron la propuesta de consolidar una emisora para San Casimiro. En San Casimiro de Guiripa nace Gema 106.1 FM, un 11 de Abril de 1999. Esta emisora fue fundada por el señor Wladimir Bastardo residente de la población sancamireña, quien actualmente es su director., producción Delvis Ramos, (Alexis Pacheco, Julio Cesar Ramos, Víctor Padilla, operadores de audio mañana tarde y noche), Locutores Ramón Delgado tenía un programa romántico el cual se transmitía de 7 a 9 de la noche, Edwin Alvis fue el primero que habló en la emisora con un programa los días sábados y domingo llamado punto de encuentro. Animerida Valero laboraba en el área de ventas. Un joven que vigilaba la emisora llamado Carlos Martínez.

Desde el 11 de Abril casi hasta el 11 de Mayo sólo se encontraban en periodo de prueba. Al pasar por este proceso de adaptación su programación empezó a realizarse de 6 de la mañana hasta las 12 de la noche. En la cual su programación era musical con programas de entretenimientos. Adrián Bastardo se encontraba en la parte técnica.

Comenzaron en semana santa cuando un miércoles santo en medio de una procesión del Nazareno entrevistaban al cura del pueblo y a las monjas. Con un transmisor de 30 Vatios empezaron en la calle Sucre edificio Cristal durante 4 años. Pero en la búsqueda de la proyección y el avance de esta emisora, empezaron a laborar en la calle Bolívar Mini centro comercial Roberto Champú Piñero esto fue para el año 2004, para este entonces la programación básicamente ha sido la misma, musical y de entretenimiento. Sin embargo, antes había programas de concursos y musicales, también se transmiten los servicios públicos, en ocasiones se cuenta con la presencian de desatacadas figuras del medio artístico, dándose cita en entrevistas. Así como personales del pueblo. Otro de los programas famosos es el que actualmente se trasmite de 11 de la mañana a 12 del mediodía llamado la hora del cumpleañero por Alexis Pacheco el cual es su animador y operador.

Tras la búsqueda de muchas opciones Gema 106.1 F M era el ideal, siendo este nombre sugerido por Wladimir Bastardo productor de la emisora. Por ser una emisora perteneciente al sur de Aragua específicamente en San Casimiro de Güiripa recibe el nombre de Gema, piedra preciosa que significa el brillo de una piedra como lo es la gema, y por contar con una tecnología que poco a poco se iba a ir mejorando. FM esta frecuencia permite la llegada de la señal radial sin distorsión alguna.

viernes, 25 de julio de 2008

ORIGEN DE LAS CAMPANAS DE MI PUEBLO; MITO O REALIDAD



“Construida la actual iglesia entre los años 1875-1909, en el mismo sitio donde existió la antigua ermita, que se había fabricado recién fundada la población”.

Esta antigua ermita marca los antecedentes del templo, debido a que al ser fundada la población (1783), un año después (1784)” El Padre Rafael Ortiz de Zarate un 17 de noviembre dio inicio a la construcción de la iglesia, modesta y humilde con una sola nave”. Al principio fue casi un caney, luego se fue ampliando la nave central y la arquería de los laterales.

Para el año de 1812 ocurre el terremoto de caracas, este se sintió en la población y uno de los lugares que sufrió más daños fue la iglesia, que se encontraba en construcción; por lo tanto se procedió a construir una capilla provisional .Transcurrieron los años y la población seguía creciendo, por lo que se izo necesario retomar la construcción del antiguo templo.

“Para el año 1875 el Padre Juan José Tovar propone al pueblo un 4 de marzo la idea de proseguir los trabajos de reconstrucción”, el cual fue tomado con regocijo y se procedió de inmediato a organizar bien dicha propuesta. Se nombra una junta y se escoge al albañil que estaría a cargo de la obra el Señor” Felipe Manzo residente de la Victoria y quien elaboraría los planos conjuntamente con Don Manuel Castillo”.

Se realizan frecuentes reuniones para recoger fondos entre los pobladores y decidir sobre la estructura de la iglesia.” No querían una construcción modesta como la de cualquier otro pueblo”, sino algo monumental acorde a la fertilidad de los suelos de san Casimiro y auge de la actividad cafetalera de la cual el pueblo tenia fama, no sólo a nivel nacional sino también fuera de nuestras fronteras. Esta razón nos puede explicar también la presencia de los tres ordenes arquitectónicos existentes en dicha construcción (Dórico, Jónico y Corintio), caso poco común a la hora de hablar de construcciones arquitectónicas.

El 9 de octubre de 1875 se inicia la obra; todo el pueblo colabora, unos con su aporte económico y otros con su trabajo. Se organizaron faenas, a las cuales acudían gran numero de personas, cargando arena, cortando madera , pegando adobones y en fin de numerosas maneras, todo esto de forma voluntaria y gratuita y desinteresada lo que pone de manifiesto la voluntad de un pueblo y su fe para engrandecer su población ,desarrollarla y no dejarla desasistida del gran poder de dios.

“En el año 1908 el Padre Lucas Guillermo Castillo (quien mas tarde sería nombrado Arzobispo de Caracas), al tomar posesión de la parroquia, se dedica a terminar la construcción del templo; concluyendo finalmente el 19 de febrero de 1909.”

Es importante destacar la existencia de un reloj que en la actualidad se encuentra en reparación y que fue “donado por la familia Visconti en el año 1950” y que conjuntamente con las sonoras campanas, le terminan de dar la majestuosidad que posee. Con respecto a las campanas es necesario mencionar que su origen no es el que se ha venido manejando con anterioridad y según lo observado en las campanas y lo expuesto a su vez por nuestro párroco Luís Emilio Chaverra, fueron mandadas a construir para nuestro pueblo y no como se había creído, que llegaron por error y su destino era para la Catedral de Caracas. A continuación citaré textualmente lo que dice en las campanas: “Shore Bell Fondry Baltimore MD – San Casimiro”. Traídas para la fecha de 1893.

La iglesia de San Casimiro es sinónimo de voluntad, fe, perseverancia, trabajo en equipo y ganas de desarrollar nuestro terruño. Por esta razón debemos retomar el espíritu de nuestros antepasados e impulsar los motores que ayuden definitivamente a retomar esa senda, para el bien común de nuestro pueblo, tenemos la prueba de que sí se puede, es deber de todos lograrlo.

Todos estos aspectos que mencionamos anteriormente nos dan las bases técnicas necesarias para catalogar y pedir la designación de la iglesia de San Casimiro Patrimonio Tangible Cultural de la Nación.

Bibliografía

- Casado Eleazar; San Casimiro en su Historia y Geografía en su Tradición y su Cultura

- Castillo L. Lucas; Crónicas de la Tierra y de la Sangre

- Entrevista realizada al párroco Luis Emilio Chaverra

- Trabajo de Investigación realizado por los estudiantes de la

Universidad Bolivariana de Venezuela (Misión Sucre), San Casimiro:

- Ochoa Alírio

- Guerra Tibisay

- Errada Maytee

Elaborado por: José Gregório Pérez Rodríguez

jueves, 24 de julio de 2008

SANTA ANA EN EL 12 DE OCTUBRE


No vengo a contarles en esta crónica sobre el descubrimiento de América o de la novedad de estos tiempos conocida como el de la resistencia indígena. Vengo a relatarles del 12 de octubre de 1970, día de la fundación de la unidad educativa estadal “Santa Ana”.

El sitio donde se levanta la institución, otrora casona de la familia Carpio y asiento del colegio del bachiller Gondelles, fue donado por Doña Rosalía de Vargas. La construcción se le debe a la población que gracias a las homilías dominicales del padre Manuel Gonzáles y salpicada de pedimentos de materiales de construcción o dinero a cada familia, ayudaron a soñar a esos pocos hombres y mujeres para luego despertar muchos con esta heredad que ha sido el heraldo de aquellos para los niños y niñas de San Casimiro de Güiripa.

José Martínez – Pepe – y Emilio Calles fueron sus constructores y el colegio que lleva el epónimo de la abuela de Jesucristo comenzó a funcionar todavía inconcluso en el año 1962 con sus escaleras de madera. Las religiosas Sor Paulina, Lourdes, Beatriz, Sor Covadonga, Esther y la madre Carmen como directora, son las que comienzan como personajes de esta historia en sus primeros años. Más adelante un accidente lamentable ocurre en la carretera que conduce a Güiripa en el día de nuestra señora de Lourdes. Las muchachas salen heridas y algunas van a dar a la quebrada de “El Mono” y es para muchos, gracias a la intersección de la virgen, un milagro de esta santa gala a quien se le retribuye el gesto con la construcción del monumento “La Gruta” en honor a la hermosa mujer que había aparecido el 11 de febrero de 1958 a orillas del río Gave y bajo el reinado de Napoleón III.

Las religiosas se marchan en el año 1969, luego de cumplir una loable labor que benefició a muchos niños y niñas de esta comunidad. Dejemos este capítulo de esta galanura de historia, para proseguir con otro.

El obispo de la diócesis de Maracay, Feliciano González tenía comunicación con grupos católicos como el movimiento seglar católico al cual pertenecían Magali Urrutia, Teresa Bolívar y Ligia Páez. Monseñor les planteó a estas maestras el proyecto y ellas envueltas en nubes de generosidad llegaron a San Casimiro de Güiripa.

El cuento siguió su curso ya que el 12 de octubre de 1970 comienza a funcionar como concentración escolar estadal, coordinada por la maestra de ojos de cielo Magali Urrutia que invitaban a proseguir hasta encontrarse con un alma de bondad, caridad y amor al prójimo. Ese día no celebran la llegada de Colón, sino que trabajan cortando pelos y aseando niños que habían desertado de otras escuelas.

Corren los años y entre los años 73 al 74 comienza a llamase Santa Ana en honor a la madre de la virgen María como también en honor a la madre de monseñor Lucas Guillermo Castillo Hernández, Doña Ana Dolores Hernández de Castillo.

Entre sus directoras y directores de esta institución están Magali Urrutia, Gisela de Tovar, Valdemar López, Belén Caraballo, Gladys Pérez y actualmente Julio Ramón Padrón, nativo de San Sebastián de los Reyes. Igualmente sus maestros fundadores o de los primeros años fueron Carlina Gómez de Acevedo, en pre-escolar; Teresa Bolívar, en 1º Grado; Ligia Páez, en 2º grado y Magali Urrutia, en 3º y 4º grado; más tarde al encargarse la profesora Magali de la dirección comienzan a laborar en la institución, Aura Longo en 3º grado y Belén Caraballo en 4º grado. Más adelante se crean 5º y 6º grado y los regenta la profesora Urrutia hasta su graduación. Con respecto a Belén Caraballo y escribiendo un poco más, nos encontramos que esta educadora llega a la institución el 2 de abril de 1973 ganando la cantidad de 500 bolívares mensuales que le pagaba la maestra Magali Urrutia de su sueldo hasta que en octubre de este mismo año le dan el cargo.

Finalizando este cuento, recuerdo la enseñanza de la fábula de la liebre y la tortuga de que “la constancia todo lo vence”. Todos ustedes han vencido con su trabajo y dedicación. Hoy invito, en estos 37 años de su fundación, a sus obreros, personal administrativo, maestros, madres, padres, representantes, a sus directivos Fanny de Díaz y a Julio Ramón Padrón para que sigan construyendo ese cuento hecho verdad y realidad. Parafraseando a la poeta uruguaya Silvia Puentes de Oyenara los dejo en sus versos siguientes: “Y me meto en un cuento/y salgo en el otro/y si el cuento les gustó/mañana les cuento otro.

Felicitaciones en su aniversario.



CRÓNICAS DE UN SANCASIMIREÑO Por: Salvador Rodríguez

SAN CASIMIRO DE GÜIRIPA, SUS HOMBRES Y SUS MUJERES


El acto de nacimiento de esta parroquia se cuece en vasija con sangre española a pesar de que muchos han estigmatizados a los nacidos en la tierra de Juana la loca como lo peor y los de acá como herederos quebrados de la cultura de dominación. Pues a San Casimiro le ha resultado de lo mejor que dos españoles le dieran el génesis de su nacimiento. Don Mariano Martí y Don José Reina, uno como fundador y el otro por donar sus tierras y se erigiera esta comarca que hoy cumple 224 años y debe su nombre de la unión del toponímico indio y del santoral español que traía entre sus pertenencias el obispo viajero Don Mariano Martí.

Desde el 06 de octubre de 1783 cuando llega a estas tierras y ya casi terminando su recorrido por su extensa diócesis, el obispo cuenta de que son 500 almas desasistidas del auxilio espiritual y que hoy en su ducentésimo vigésimo cuarto aniversario natal sobrepasan los 25.000 habitantes.

El vigésimo cuarto obispo de Caracas estableció un record monumental, ya que recorrer más de 14.000 Km., constituye una marca imbatible por las condiciones en que lo hizo, bien sea en bestia, a pie o en curiara y más por lo intransitable de los caminos.

Desde esa fecha hasta nuestros días la población de San Casimiro ha dado hombres de sable, chopo y caballo, como también hombres y mujeres de tinta y papel; asimismo de profunda vocación religiosa que contribuyen con su abnegado esfuerzo a establecer los cimientos de la educación.

San Casimiro de Güiripa fue cuna de generales como Ramón Guerra, José Rafael Luque, Ramón Ojeda, Ignacio Carreño y tantos otros que llevaron a establecer a esta comarca como “el pueblo de los generales”.

La población de San Casimiro ha dado hombres de tinta y papel como el extraordinario historiador de los pueblos olvidados, Lucas Guillermo Castillo Lara, quien escribió más de 70 libros que llevaron al poeta Harry Almela ha definirlo como “el hombre que sabía demasiado” como también - se preguntaba Almela – cuál era la razón para no darle el premio nacional de literatura a este excepcional coterráneo.

San Casimiro igual nos dio al cronista y poeta Eleazar Casado quien presentó por primera vez el acta de fundación de la parroquia. También gracias al trabajo silencioso y tesorero de Eleazar conocimos al presbítero Pablo Ramón Zamora Milano, precursor de la cultura y de la educación a quien se le debe el primer plantel educacional. También de este pueblo han nacido hombres de profunda vocación religiosa como Lucas Guillermo Castillo Hernández, arzobispo de Caracas, su sobrino Lucas Guillermo Castillo Lara, tercer cardenal venezolano, el cura Armando Requena, el párroco Jesús Alvarado quien engrandeció la iglesia de la población de Taguay y ahora como sacerdote de las mercedes en la vía del Valle de Tucutunemo en Villa de Cura y Noel Galindo, sacerdote administrador de la catedral de Maracay y asesor a nivel nacional de la cofradía del santísimo sacramento.

De este hermoso valle nacieron la poeta Cecilia Ortiz de exquisita pluma y Nilza Jiménez que con sus crónicas sazonadas de esquinas nos llaman a no dejarlas morir.

Aquí han visto la vida Juan Carlos Torrealba que con sus ocurrentes anécdotas preservan los cuentos pueblerinos de los antepasados, como también José Domingo Fuentes que a través de Gema 106.5 F.M., busca mantener las tradiciones navideñas.

Igualmente enaltecen el gentilicio sancasimireño el maestro Fileno Torrealba autor del himno del Municipio y de otros tantos de los institutos educativos y de la misma manera los pintores Francisco Machado Castro y José Daniel Velásquez autores del escudo y la bandera.

También es parte de este pueblo quien escribe esta crónica y gracias al periodiquito de Aragua publica las crónicas de San Casimiro de Güiripa, de sus hombres y de sus mujeres como también lo hace en el programa “De historias has de vivir…. Porque no sólo de pan vive el hombre”, todos los domingos por la emisora pionera Gema 106.5 F.M.

Invito a mis coterráneos en estos 224 años de cumpleaños, a seguir aferrados a la esperanza por ver a esta comarca lo más hermosa posible gracias al trabajo tesorero de sus hombres y sus mujeres.


CRÓNICAS DE UN SAN CASIMIREÑO Por: SALVADOR RODRIGUEZ