¿Cual es tu imagen preferida del Santo Patrono?

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Comerciantes de San Casimiro cerraron sus establecimientos por la inseguridad

Cansados de seguir pagando “vacuna” a los delincuentes, más de 300 comerciantes y habitantes de San Casimiro, estado Aragua, alzaron su voz de protesta pacífica y decidieron no abrir sus santamarías, hasta que las autoridades competentes bajen los índices delictivos en la zona y tomen los correctivos necesarios para brindarles mayor seguridad a todos.
Un contingente de la GNB se hizo presente para iniciar los operativos
Un contingente de la GNB se hizo presente para iniciar los operativos
La gota que derramó el vaso de agua e hizo que los habitantes de San Casimiro salieran a la calle a manifestar pero sin trancar la vialidad, es que en días pasados un comerciante fue agredido por no pagarle a un grupo delincuencial.
“Ya no les tenemos miedo a estos delincuentes, por eso estamos todos unidos para no seguir pagándoles porque ya nos cansamos de esta situación, por eso hasta que no existan correctivos a este grave problema, nosotros seguiremos con los locales cerrados”, apuntaron los comerciantes.
Debido a esta situación, se hicieron presentes en el lugar representantes de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Policía de Aragua, además de el alcalde Carlos Granadillo, quien reconoció ante los afectados las fallas que se han venido presentando en cuanto a implementar más operativos de seguridad en el municipio.
Sergio Boada, uno de los afectados
Sergio Boada, uno de los afectados
El señor Sergio Boada, es uno de los comerciantes que se sumó a esta manifestación y en su palabra indicó que le están dando nuevamente un voto de confianza a las autoridades ya que según expresó, los habitantes del municipio siempre han colaborado con ellos. “Nosotros sí hemos hecho nuestro trabajo y denunciamos pero a las horas sueltan a los delincuentes pese a las pruebas que podamos entregar”.
Dijo que debido a estas acciones en las que todos se han unido, se deben tomar decisiones responsables y esperan que esto sea un comienzo para bajar los índices delictivos en la jurisdicción porque este no es un problema político, si no social, además que están apegados a lo que reza la Constitución, “porque ésta nos avala el derecho a reunirnos siempre y cuando no entorpezcamos el libre transito”.
Autoridades escucharon las denuncias del pueblo
Autoridades escucharon las denuncias del pueblo
Entre las peticiones que les hicieran los agraviados a las autoridades presentes es que busquen mecanismos para incrementar el número de funcionarios policiales en la zona y no sólo cuando asesinan a un policía que es cuando hacen operativos en dicho municipio ubicado al sur de Aragua.
Gran cantidad de personas se sumaron a la protesta pacífica
Gran cantidad de personas se sumaron a la protesta pacífica
Otra de las solicitudes que hicieran los manifestantes es que el Ministerio Público cambie el fiscal asignado para la jurisdicción porque a su juicio, este no está haciendo el trabajo como debe ser, “no es posible que agarren a un delincuente en flagrancia y a las 48 horas ya están libres y amenazándonos a todos, situación esta que se les ha escapado a los cuerpos de seguridad”, dijeron.
ASUMIENDO RESPONZABILIDADES
En este sentido, el alcalde Carlos Granadillo, apuntó que en esta protesta pacífica que realizaran los pobladores y comerciantes es por el problema de inseguridad que hay en el municipio, “por el pago de vacuna que se ha incrementado desde el mes de diciembre del año pasado, en los cuales han sido amenazados y lastimosamente muchos han caído en estos chantajes, lo que ha permitido que estos delincuentes tengan dinero para comprar más armas y municiones”.
El problema es que las brigadas especiales sólo acuden al municipio en ocasiones y no son constantes, “además a este problema se le suma que algunos funcionarios policiales andan fuera de la Ley y por eso es el temor de mucha gente”.
Apuntó el burgomaestre que están adecuando un espacio en San Casimiro para que la GNB tenga un comando en la zona y así exista la presencia de ellos todos los días y no sólo en ocasiones.
“Es un problema de inseguridad a la cual no escapa nuestro municipio, aunado a que nosotros no contamos con una policía municipal porque no tenemos presupuesto pero igual aquí estamos dando la cara y asumiendo la responsabilidad que se deba asumir”, finalizó.
KARLA TRIMARCHI | elsiglo
fotos | LUIS TORRES