¿Cual es tu imagen preferida del Santo Patrono?

miércoles, 30 de septiembre de 2015

En San Casimiro el hampa le bajó la santamaría a comercios


Les están cobrando una vacuna de 200 mil bolívares por no matar a sus hijos

imageRotate
Los vecinos de San Casimiro exigen a las autoridades mayor presencia policial. CORTESÍA
CARLOS D'HOY |  EL UNIVERSAL
jueves 23 de abril de 2015  12:00 AM
Extorsión y atracos se convirtieron en los obstáculos que día a día deben sortear los comerciantes del municipio San Casimiro, estado Aragua, quienes se han visto obligados a esconderse, cerrar sus negocios y mudarse ante la crítica situación de inseguridad por la que atraviesan.

La semana pasada comerciantes, y representantes de la comunidad realizaron un paro cívico, bajaron sus santamarías y suspendieron las clases exigiendo mayor seguridad. En esa oportunidad dieron un plazo de una semana para que se tomaran los correctivos y ,en caso contrario, se realizara una nueva jornada de protestas.

Sergio Boada, director radio La Voz de San Casimiro, FM 92.3, es el vocero del gremio comercial, ante el temor de sus colegas a ser atacados. Boada señaló que la situación, lejos de mejorar, ha empeorado en el transcurso de la semana.

"Sólo entre domingo y lunes, se produjeron tres robos masivos: Uno en el terminal de pasajeros, donde atracaron a todas las personas que esperaban por transporte, otro en la carretera nacional donde una unidad colectiva fue atracada y en un bar donde asaltaron a los clientes, robos que dejaron más de 60 víctimas".

Comerciantes tras las rejas

Boada señaló que el hecho de haber sido uno de los promotores de la protesta de la semana pasada lo obligó a encerrarse, tras haber sido amenazado, "prácticamente quedé tras las rejas, estoy encerrado, no puedo salir a las calles porque están buscándome".

Pero él no es el único, dijo que otros comerciantes tomaron una decisión similar "ante el riesgo que representa estar en la calle".

200 mil bolívares por la vida

Sergio Boada, agregó que el tema de los robos es crítico, pero más grave es la extorsión, práctica que se ha vuelto una costumbre entre los antisociales.

"Nos tienen sometidos a un régimen de terror, en cualquier momento nos pueden llamar o enviar un mensaje con la foto de nuestros hijos o esposa y decirnos que están vigilados, que tenemos que pagar una cantidad determinada de dinero para que no los secuestren".

Destacó que la situación ha llegado a tal extremo, que dos comerciantes vecinos decidieron bajar definitivamente sus santamarías y mudarse, luego que recibieran mensajes informándoles que tenían que pagar una vacuna de 200 mil bolívares si no querían que les asesinaran a sus hijos; así no se puede vivir, en esos casos no importa lo tanto que uno ha trabajado por un sueño, ante una amenaza de esa magnitud lo mejor es irse".

A esto se suma el tema de la situación por la que atraviesa el país, "ya prácticamente no es rentable tener un comercio, si sacamos cuentas, observaremos que las ganancias están muy limitadas con el tema de los precios justos, que no se consigue mercancía, tenemos que pagar impuestos nacionales y municipales y para colmo nos exigen vacunas, que representan la diferencia entre la vida y la muerte de nuestros seres queridos, entonces comprendemos cuando alguien decide dejarlo todo atrás".

Sin policías

Al consultar al Boada sobre las causas del problema, dijo que a su juicio la razón principal es la escasa presencia policial, que llevó a las cuatro bandas a adueñarse del municipio.

"Apenas hay unos 60 funcionarios de la policía estatal y un número similar de la Guardia Nacional para cubrir los cuatro municipios del sur del estado Aragua, lo que envalentonó a esas bandas".Además está el tema de la poca población en los cuatro municipios, "si tuviéramos más gente seguro nos prestarían atención, pero tal como estamos, con menos de cien mil habitantes en todo el sur de Aragua , no elegimos a tantos diputados, por eso parece que no importamos, nos ignoran".